Christian Hedwitschak es el mejor artesano de bodhran del mundo.

Después de catorce años probando distintos artesanos, puedo afirmarlo con rotundidad: el bávaro ha sabido condensar y adaptar lo aprendido, imprimiéndole su talento innato, su buen gusto y su pasión por adaptar los adelantos tecnológicos a la construcción del sonido del instrumento.

Sus bodhrans, hechos a mano uno por uno, son auténticas obras de arte, tanto en acabado como en sonido. Mi primer bodhran Hedwitschak llegó a mis manos en 2008, y enseguida comprendí que aquello no tenía nada que ver con lo que había tocado hasta entonces. Salvo alguna incursión (infructuosa) en otros constructores, ya no quise otra marca, llegando a tener al mismo tiempo hasta cinco bodhrans del bávaro, aunque os puedo asegurar que todos diferentes entre sí en cuanto a lo más importante, el sonido: tal es el nivel de detalle en lo tocante al trabajo de los parches de piel.

Hedwitschak

La manera que tiene Hedwitschak de difundir su trabajo también es diferente y especial, como sus instrumentos. Evidentemente, el boca-oreja en este mundillo es primordial, pero no encontraréis sus bodhrans en los escaparates de las tiendas de instrumentos convencionales. Ni siquiera en Alemania. Él ha creado una red de partners que han de reunir unas condiciones fundamentales: conocer el instrumento, tocar habitualmente y tener la posibilidad de ofrecer clases del mismo. Además, los partners cuentan con un espacio donde poder mostrar el trabajo de Hedwitschak, el showroom, un lugar donde el interesado puede relajadamente tomar una cerveza o una taza de té mientras prueba los bodhrans que el alemán ha previamente suministrado. Esto se produce normalmente en el domicilio o en algún local del partner, aunque es común también desplazar el showroom a donde se le requiera, por ejemplo en eventos o festivales folk. En la lista de partners puedes encontrarte nombres ilustres como Steafan Hannigan (todo bodhraner que se precie tiene en casa su método para aprender tocar el bodhran), o que existe un showroom de Hedwitschak en destinos tan alejados de Europa y tan exóticos como Japón. También encontrarás grandes bodhraners profesionales, como Martin O’Neill o Eamon Murray, que cuentan con sus “Signature bodhrans”. Stevie Moises es uno de sus partners principales: trabaja codo con codo con él en la elaboración de sticks, que también puedes encontrar y probar en el showroom.